Elevator pitch y tú, ¿a qué te dedicas?

Elevator pitch Catalina Patino

Muchos caminamos con una piedrita en el zapato. Sobre todo, aquellos que renunciamos a la estabilidad para aventurarnos a vivir de nuestra pasión o en el peor de los casos, a buscarla. Cada vez que tropezamos con alguien y nos pregunta “¿Y, tú a qué te dedicas?“, sentimos la intrusa piedrecilla. Algunos entrevistados paran, respiran, guardan la calma y la extraen hábilmente sin importarles el percudido ni el roto en las medias. Otros la ignoran y se acostumbran al fastidio que genera al andar “total como llego tendrá que salir”. Sin embargo, este granito del Elevator Pitch no suele salir fácilmente y requiere de un toque de preparación para que nuestra caminata por el mundo sea más placentera.

\r\n\r\n

¿En qué carajos consiste el dichoso elevator pitch?

\r\n

Se trata de un breve discursillo de presentación que una persona hace de sí misma o de un proyecto que está desarrollando a un potencial cliente, socio o proveedor. La idea es generar interés para levantar fondos y encontrar nuevas oportunidades. Con esta definición parece que el Elevator Pitch sólo se limita al mundo de los negocios. Sin embargo, la preguntica de “¿Y, tú qué haces de la vida?” surge muy a menudo al cruzar la puerta de la casa y tropezar con alguien. Cuando yo decidí dedicarme a lo mío, lo último que quería era convencer a los demás de mi proyecto. Primero porque me sentía frágil e incapaz de exponer en 30 segundos la lógica implacable que me había llevado de la economía a crear un blog. Segundo, porque no quería explicarle a incrédulos que sólo buscaban ponerme un rótulo en la frente, como yo aprovechaba mis preciosos días. Los más curiosos querían saber hasta cómo lograba vivir tan tranquila con un proyecto sin ingresos. “A ver, te explico la economía no me mataba, pase al marketing, después a la comunicación, luego hice páginas web, un poco de diseño, y ahora me dedico a escribir un blog sobre el estilo de vida creativo. El blog me ayuda a desarrollar mi creatividad y espero en futuro exponer mis proyectos creativos…¿Qué proyectos? Estoy aprendiendo a coser, dibujar, diseñar, tomar fotos…¿Ingresos? Hasta ahora estoy empezando… En todo caso, me encanta este nuevo giro que le he dado a mi vida”. Tanta justificación me hizo desconectar del Elevator Pitch y sus invocadores.

\r\n

Ignorarlo no fue tarea fácil. Responder con una sonrisa y concluir con un “estoy desarrollando un proyecto personal” no satisfacían en nada la audiencia sedienta detalles. A mí tampoco, me agradaba no poder expresar brevemente mi oficio. Tenía miedo de que me tomaran por una vaga en plena crisis existencial. ¿Quién diantre a los treinta anda aun buscando que hacer de su vida? ¡Muchos!, pero desafortunadamente, ellos parecen estar dándole la vuelta al mundo o desarrollando proyectos lejos de mi realidad. Como no encontraba la técnica para ser clara, concisa y coherente, además de persuasiva sobre la fuerza de mi proyecto, empecé a dudar de mi potencial. Y es que no se trataba de venderles mis sueños, ni de convencerlos de mi nuevo estilo de vida, sino de ser honesta conmigo misma y asumir públicamente mis decisiones con la responsabilidad que esto implica. Comprometerme abiertamente con mi proyecto sin dejarme vencer por “el que dirán” de un eventual fracaso. Tal vez hubiera sido más fácil alejarme del mundo o abandonar el proceso creativo en el que me había embarcado desde hace algún tiempo ya, y volver a la estabilidad de un empleo más convencional. Sin embargo, ya había recorrido bastante y dar marcha atrás parecía casi imposible. No había más salida que afrontar los inquisidores del Elevator Pitch con un discurso a la altura de mis ambiciones.

\r\n\r\n

¿Cómo crear un elevator Pitch a la altura de nuestro proyecto?

\r\nVi varios ejemplos en Internet, leí una cantidad de consejos y concluí que bastaba con ser coloquial, estructurado y convincente. En el fondo, se trata de transmitir el auténtico valor de nuestro proyecto : “nos gusta y nos hace realmente felices”. No se trata de justificarse, ni de hacer suposiciones sobre lo que nuestros espectadores piensan cada vez que abren los ojos y dicen “Hummm, veo, ajá” porque, en ese caso, dejamos que nuestros miedos se encarnen y que nuestro discurso se vuelva desordenado, incomprensible y, hasta contrario, a nuestra convicción “Hum, lo hago porque, gracias a mis estudios en economía y comunicación, puedo desarrollar una estrategia de web marketing para atraer tráfico a mi página web y así poder generar muchos ingresos escribiendo artículos adaptados al nicho de mercado… blablabla ” cuando en realidad, quería decir “Me encanta expresarme, así que cree un blog. En mi blog, muestro mis proyectos creativos de diseño de moda, escritura, fotografía, ilustración, ect. La idea es entrar en contacto con otros creativos y colaborar en nuevos proyectos artísticos. Expresarnos.”\r\n\r\nMe dedico a buscar la forma de expresión que más me corresponda. Pruebo, comparto, aprendo y comunico. Me hace realmente feliz vivir la vida que quiero y no la que los demás han soñado para mí. Ya no me da miedo responder con honestidad y precisión a lo que me dedico. Crear mi elevator pitch me ayudó a visualizar mejor mis metas y a expresar la convicción visceral lo que me impulsa a cumplirlas.

6 Comentarios

  • Vane dice:

    Que nota mi Cata me gustó!! Y me encanta lo que haces. Ser feliz haciendo lo que uno quiere no tiene precio!

  • Cristina González dice:

    Cato te admiro mucho por tu valentía. Te aplaudo! Sé feliz, apasiónate y vive.

  • Co dice:

    Hola Cata, espero que estes bien. Tengo ganas de ver pronto tus diseños de moda, y de ilustración, o ya estan en tu website y no los vi?
    Hasta pronto en Francia o en otro lugar.
    Espero lograr tambien mi forma de ser naturalmente y realmente feliz… Estamos caminando por alli!
    Besitos.

    • Hola ! Gracias por tu comentario !
      Vamos a lanzar con una amiga ilustradora Colombian Ana Paola Castro una coleccion de shorts de yoga el otro ano :)
      te estaré contando.
      Ahora estoy haciendo un proyecto de podcast en Francés que puedes escuchar en mi pagina web cestlacata.fr
      Besitos y hasta pronto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *