¿Cómo terminar el BBG de Kayla Itsines en doce semanas y no morir en el intento?

El BBG de Kayla Itsines

El Body Bikini Guide (BBG) de Kayla Itsines es uno de esos famosos programas fitness que te cambian la vida en 12 semanas. Es la fórmula mágica para rebajar el banano antes de ir a la playa a embadurnarse el cuerpo en aceite de coco. ¡Ah!, ¿y quién es Kayla? Una flacuchenta musculosa que se la pasa en shores fosforescentes y vive del sufrimiento ajeno de motivar a las mujeres a hacer deporte.\r\n\r\nEmpecé Kayla (o el BBG) al ver muchas fotos de metamorfosis increíbles en su Instagram, y me dije : “¡Catalina, no se deje echar tierrita! ¡Si ellas pueden, usted también!”. Así que luego de descifrar lo que era el LISS, HIIT y no sé qué otras más siglas raras, comencé el entrenamiento. Para cada circuito, veía los ejercicios y me decia “¡fácil!”, pero al hacer algunos, me quedaba colgada.  Me parecía sorprendente que ciertas mujeres hubieran logrado esas proezas. Sin desfallecer, llegaba hasta la tercera semana del programa y después, paraba durante una o dos semanas. El remordimiento y el bombardeo de fotos de Kayla me hacían retomarlo desde su inicio… pero al cabo de tres semanas, volvía a parar… y otra vez, volvía a empezar… ¡Vaya infierno el BBG y sus tres primeras semanas! Como no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, desarrollé una estrategia para acabar de una vez por todas con Kayla. Creé el grupo de Kaylas Anónimas.\r\n

Etapas para crear un grupo de Kaylas Anónimas

\r\n

1.Elegir las afortunadas e incitarlas a hacer el BBG\r\n

\r\nEs fácil. Elegí a las víctimas más vulnerables y cercanas, es decir, mis amigas. Les conté, por separado a cada una de ellas, que había encontrado un programa de entrenamiento “dizque” súper eficaz. Al principio, lo importante es evitar la presión de grupo y sobretodo, dejarlas crearse su “propia” opinión sobre el  BBG. Así, cuando muerdan el anzuelo, pensarán que todo esto es idea de ellas. También, intenté convencer a algunos hombres pero, les dio miedo terminar con tetas al ver el enfoque femenino de Kayla.\r\n

2. Enviarles el BBG

\r\nPrimero, les mostré los posts de Instagram antes/después de las rehabilitadas que habían logrado Kayla. Y, sin preguntarles, aproveché para enviarles el pdf del BBG, recordándoles la suerte que tenían de recibirlo gratis.\r\n

3. Darles tiempo para entender el BGG con su HITT y LISS

\r\nAprovechando uno de mis periodos de abstinencia infernal, les dí una o dos semanas para que lo leyeran y tal vez lo empezaran. Unas estaban convencidísimas, las otras necesitaban un empujoncito. Así que empezamos a hablar del tema en grupo para contagiar el entusiasmo. A las más flacas, les decíamos: “¡Usted está súper bien pero si hiciera el BBG, tendría un cuerpazo súper atlético, divino!” y a las más gorditas:”Va a ver, se ven los resultados”. Ya mi grupo de amigas estaba en ebullición, sólo necesitábamos un espacio para mantener la euforia, y qué mejor que un grupo en WhatsApp.\r\n

4. Crear un grupo de WhatsApp

\r\nCreé el grupo ♪ Kayliando♫. Envíe mis primeras fotos del antes/después (como estaba varada en la tercera semana desde hace meses, tenía todo un catálogo). Les dije que mandaran sus fotos cada domingo. Todas se animaron y el grupo Kayla Anónimas tomó forma. A diario, colgábamos fotos haciendo el BBG, memes, momentos de debilidad y nos motivábamos mutuamente. Ellas ya estaban enganchadísimas y la única salida que tenían era el grupo de superación. Se trataba de salvarnos de las garras de Kayla. Conscientemente, ellas no sabían en la que se habían metido. Yo tampoco lo supe cuando una “amiga” me mandó gratuitamente el BBG. Yo, muy ingenua pensaba que las foticos de la Kayla y sus seguidoras me iban a ayudar pero, necesitaba un círculo más cercano para superar esta prueba. Ahora lo debo mantener unido hasta lograr terminar el programa en  las doce semanas previstas.\r\n

5. No dejarlas escapar

\r\n¡El BBG se tiene que terminar en doce semanas! Ninguna pueda tirar la toalla. Todas terminaremos la misma semana, así algunas lleven tres semanas de ventaja (tocará repetir las últimas semanas). No lo puedo olvidar, ellas son las únicas que me pueden sacar del BBG y sus tres primeras semanas. Me toca bombardearlas a diario por WhatsApp, mandarles la última colección de vestidos de baños de Calzedonia, recordarles que viene el verano, que Grecia, España y Portugal están en crisis y que allá iremos a celebrar nuestro BBG para aprovechar el BBB (Bueno, Bonito y Barato)!. Aprovecharemos para viajar en carro compartido con un conductor bien sexy. ¡Unidas venceremos a Kayla!\r\n\r\n¿Y, para qué romperse tanto la cabeza y el cuerpo con un programa de fitness? Primero, quería comprobar si tanta dicha era cierta. Luego, comencé a ver progresos, así que me dio curiosidad saber hasta dónde podría llegar. Y, ahora que estoy enganchadísima, solo quiero terminarlo. El reto físico y la disciplina que implica el BBG me motivan más que los posibles resultados: “¿Seré capaz de terminar este verraco programa o el BBG es puro mito australiano?”.

10 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *